Orgullosos por “Malparidos” que somos por nuestro país
E-Mail:
castro.juanluis@gmail.com

 

En un par de días se regó la oleada de mofa por parte de algunos cibernautas, por el triunfo de la Selección de Colombia durante el partido contra Ecuador, quienes se manifestaron en los “duros” que somos los colombianos en el deporte.

Como buenos 'colombianos' no faltaron los comentarios, trinos, memes y hasta titulares de prensa en varios tonos alusivos por el triunfo que no solo fue con Ecuador sino ganando también contra Estados Unidos clasificando a los juegos Olímpicos Rio 2016 que de forma masiva se difundió en las redes sociales.

Ahora si bien es cierto cabe recordar que el colombiano promedio se orgullece más por un partido ganado que no por la venta de Isagen, o porque le tenemos que comprar energía al equipo perdedor y regalarle nuestros recursos a los “gringos”. Sin embargo, los atentados en la región del Pacífico colombiano pasan totalmente desapercibidos. Lo más irónico es que estos actos a los colombianos parecen no sorprenderles, puesto que estas situaciones parecen ser muy 'normales' dentro de nuestro contexto histórico, tal vez, es por eso que se asume una postura tranquila despreocupada porque ya es normal observarlo.

¡Entonces hagamos memoria! porque lamentablemente han sido varios episodios que se han encargado de marcar la historia de las comunidades que habitan las costas del Pacífico, recordemos que sus habitantes también son colombianos y están indignados por el olvido estatal y borrados hasta del propio pueblo del que hacen parte.

Es aberrante abrir y leer el periódico y encontrar en pleno almuerzo, este tipo de noticias que le amargan profundamente el alimento:

Alertan sobre derrame de crudo en Tumaco

“Los tumaqueños y quienes habitan a lo largo de la Costa Pacífica nariñense no solo tienen que soportar los ataques guerrilleros al oleoducto Trasandino, como pasó el 4 y 5 de noviembre pasado, sino las frecuentes perforaciones a la tubería que han impactado el ecosistema”. 11 de noviembre 2014

El Tiempo

Los atentados una y otra vez se repiten dejando sin agua a doscientas mil personas, esto ocurrió el 22 de junio de 2015, o noticias como esta:

“No habían pasado más de 24 horas desde que al puerto nariñense de Tumaco retornó el servicio de energía, para que sus 200.000 habitantes sufrieran un nuevo golpe. Desde la mañana de este miércoles no tienen el servicio de agua”.24 de junio 2015

El Tiempo

Asimismo, informes como las historias que enferman el alma tituladas; “las casas de pique” en Buenaventura, acciones ejecutadas por las bandas criminales (paramilitares), que violan los derechos humanos de los habitantes del puerto marítimo más importante de Colombia, esta fue una realidad que se ocultó durante mucho tiempo, pero que fue develada tras varias investigaciones realizadas...

“En Cali los asesinatos tienen en vilo a esa ciudad, en Buenaventura la cruenta guerra entre bandas criminales sigue cobrando vidas y desplazando a la población. Y es que en los últimos meses las autoridades revelaron que en el puerto existía una macabra práctica de asesinatos: las ‘casas de pique’. Hasta el momento sólo se han logrado identificar cinco víctimas que fueron desmembradas y botadas al mar (…)”.  11 de octubre 2014

El Espectador

De acuerdo a la información anteriormente expuesta cabe preguntarse quienes son realmente los más afectados son las comunidades, indígenas y campesinos de la otra cara de Colombia, la rural. Quizá usted, que vive tranquilo en alguna metrópolis de Colombia que no tiene los altos índices en materia de violencia y seguridad, no le afecta directamente sino indirectamente como lo demuestra la siguiente exposición:

“El estudio encontró que las principales debilidades en materia de percepción siguen siendo la baja seguridad y la problemática en la movilidad, que se presenta en las catorce ciudades de la Red, en donde vive el 50% de la población urbana del país.

Natalia Escobar, directora de la Red Cómo Vamos, afirmó que “el reto es hacer que la gente se sienta más segura porque eso está afectando su calidad de vida”.

Las ciudades con mayores tasas de homicidios, por ejemplo, fueron Cali con 85,7%; y Yumbo con 56,4%. En contraste Bogotá y Bucaramanga presentaron las tasas más bajas con 16,7% y 15,9%; respectivamente”.    10 de febrero 2015

El Colombiano

Aparentemente otras ciudades en Colombia son 'mejores' y más vivibles que otras, pero en esta encrucijada también cabe cuestionarse sobre aquellas regiones que han sido más perjudicadas por su cercanía con el conflicto armado que ha durado más de 60 años, en ese orden de ideas sería interesante cuestionar porque algunas personas de burlan de una cultura, como es posible faltarle al respeto al pueblo afrodescendiente  que ha llevado a cuestas un legado de lucha, de paz de resistencia desde los albores de la historia.

Y volviendo con la historia, como es posible sentir indignación por un comentario extranjero, es paradójico que usted se sienta triste porque la selección Colombia pierde un penalti o mejor un partido…  ¿acaso ha visto en alguna ocasión que los países desarrollados se preocupen más por un juego que por el desarrollo social, económico y cultura? ¿Quiénes son los más ‘malparidos’ que guardan silencio? Usted vive en Colombia.

Nos escandalizamos porque nos dicen la verdad que no deseamos escuchar, pero guardamos silencio cuando niños en la Guajira y el Chocó Bajo Baudó mueren por alta desnutrición:

“Son más de doscientas criaturas especialmente de comunidades indígenas, las que se encuentran en peligro de muerte, debido al alto grado de desnutrición que padecen, lo más grave, ante la indiferencia del Estado”. 31 de mayo 2012

El Espectador

Pero claro, como estamos en Colombia: ¡Eso que nos va a importar!, usted también es cómplice por guardar silencio y no interpelar ante el Estado una sociedad más justa y equitativa. En solo 3 años murieron 20 niños por desnutrición y diarrea aguda en el Chocó.  Ahora tampoco parece ser alarmante que en el transcurso del presente año sigamos en las mismas.

 

“Por cuenta de la muerte de 20 menores en lo corrido de 2015 en el departamento del Chocó (…) Fernando Ruíz Gómez, viceministro de Salud Pública, de las 20 muertes 18 corresponden a una enfermedad diarreica aguda, relacionada -al parecer- con el consumo de agua”. 4 de marzo 2015

El Espectador

¿Por qué nadie se indigna por estos actos que en pleno siglo XXI no deberían estar pasando? 

Es importante rememorar el plantón por el respeto a la vida de las mujeres afro en Quibdó, con el fin de rechazar profundamente la ola de violencia contra las mujeres, especialmente en el departamento del Chocó, sin embargo, después del llamado a las autoridades competentes los hechos lamentables no han parado por el contrario siguen cobrando la vida de seres inocentes.

Pero eso no es lo que le importa al colombiano promedio, porque nuestra cultura la que llevamos en la sangre es el fútbol, la de espectáculo, la del pan y circo como en los tiempos de la antigua Roma. Nos segamos por pasiones y nos dejamos llevar por la emoción. Tenemos el chip de exigirles más a los deportistas James Rodríguez y Radamel Falcao García para que jueguen 'mejor' pero no somos capaces de exigirle al dirigente o político de turno para que haga un mejor trabajo a favor del bienestar de las comunidades afro, indígenas y campesinas, pero de eso nos hacemos los ciegos.

Debe ser que no hemos asumido nuestra propia identidad (…) Como esto no es mío, No hay una cultura a la propiedad (…) Este país se escandaliza porque uno dice Hijueputa en televisión, pero no se escandaliza cuando hay niños limpiando vidrios y pidiendo limosnas, eso sí no, eso es un folklore”. Jaime Garzón durante el programa de Yo José Gabriel

Ahora la historia vuelve y se repite, Ya no es 'hijueputa' dicho por Jaime Garzón sino “una banda de malparidos” dicho por un periodista argentino, nos escandalizamos, nos enferma, nos rebota de ira, pero  por el contrario no pasa nada con los atentados en pacífico, ni mucho menos con el racismo y la discriminación que han crecido masivamente durante los últimos años,  tal vez nos parece tan normal, que siguen  pasando desapercibidas estas acciones, y bajo esto no hay ningún tipo de arrebato colombiano.

Y aun así seguimos siendo unos malparidos

Redactado por: Julian Hurtado. 

Recomendados

  • Emisora-Radio Ciudadana +

  • 'Renacimiento de Colombia pasa por el medioambiente': Wade Davis +

    Por: El Tiempo El antropólogo realiza una investigación sobre el río Magdalena con el proyecto Savia Botánica. Wade Davis nunca Read More
  • Lea por qué elegir a Alexander Durán Peñafiel como el afrodescendiente del año +

    Alexander Durán Peñafiel. Gerente de la ESE Ladera de Cali de 2008 a 2015; convirtió el puesto de salud de Read More
  • Orgullosos por “Malparidos” que somos por nuestro país +

    En un par de días se regó la oleada de mofa por parte de algunos cibernautas, por el triunfo de Read More
  • 1

Escribeme

Comenta sobre nuestro Blog o Articulos.
Estoy de acuerdo con sus terminos y condiciones
Enviando este formulario, usted acepta nuestra politica de privacidad.
powered by fox contact